lunes, 13 de octubre de 2008

La crisis y el patrocinio

Cuando una marca establece un acuerdo de patrocinio con un club o una propiedad, exige a su patrocinado, además de otras muchas cosas, una transferencia de valores inherentes a la actividad deportiva como superación, espíritu de equipo, responsabilidad, respeto, etc. Al mismo tiempo, dicha marca también ha de aportar lo suyo a la relación en lo que a imagen se refiere y esto es algo que en ocasiones se olvida.

Leo en la prensa que seis días después de que el Tesoro de EEUU rescatara a la aseguradora AIG con un préstamo de 85.000 millones de dólares, la compañía se gastó 443.000 dólares en una fiesta en un lujoso complejo hotelero de California. "El estadounidense medio está sufriendo económicamente mientras los ejecutivos de la compañía están bebiendo y cenando en uno de los resorts más exclusivos de la nación", decía el demócrata Henry Waxman.

AIG es el patrocinador del Manchester United y si yo fuera seguidor de ese equipo no me gustaría tener vinculación alguna con la firma de seguros.

1 comentario:

Seguros dijo...

Es que ellos estaban celebrando que el Tesoro les salvo el pellejo, mientras los de abajo tendran que trabajar mas duro si es que no pierden sus empleos para poder pagar sus deudas.